jueves, 15 de diciembre de 2011

Hace tiempo, una persona muy mayor me aconsejó que pusiera al mal tiempo buena cara, porque después de la tormenta siempre llega la calma, pero que al fin y al cabo las cosas nunca cambian. Que todo lo que sube baja, pero que agua que pasa no mueve molinos. También dicen que todo el mundo merece una segunda oportunidad, pero que segundas partes nunca fueron buenas, que quien tiene boca se equivoca y que rectificar es de sabios.Que no es más rico el que más tiene, sino el que menos necesita. Que querer es poder y hace más quien quiere que quien puede, pero que quien todo lo quiere todo lo acaba perdiendo, además que de donde no hay no se puede sacar. Que quien no arriesga no gana, que quien la sigue la consigue.Que no por mucho madrugar amanece más temprano. Que si te pica te rascas, que todo lo que escuece, cura. Que no hay mas ciego que el que no quiere ver, que a palabras necias oidos sordos pero que a buen entendedor pocas palabras bastan.Y que quien no corre vuela, que ya se sabe que las apariencias engañan y que por supuesto no es oro todo lo que reluce. Y mira, qué quieres que te diga si quien avisa no es traidor, que si te he visto no me acuerdo, y que a rey muerto rey puesto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Razónes.